Algo de lo que se puede o ¿se debe? recuperar del proyecto original

 1894-barronAhora que se están dando los últimos toques a lo que será el proyecto definitivo que servirá de base para licitar las obras de rehabilitación del edificio del Instituto, cabe preguntarse qué es lo que puede o debe recuperarse del viejo proyecto del arquitecto Luis Barrón de 1894 y de las posteriores modificaciones de 1897 firmadas por el director de la obra, Maximino Goizueta. La fábrica final, inaugurada en 1900, ha llegado a nuestros días con infinidad de modificaciones para ir adecuando las dependencias iniciales a las diferentes necesidades de cada momento.

En los Apuntes para la Historia del viejo Instituto quedan reflejadas las primeras ocupaciones a las que se iba a dedicar el nuevo edificio: Instituto General y Técnico, Escuela Normal de Maestros, 5 Escuelas de niños , Observatorio Meteorológico, Biblioteca Provincial y del Instituto y las viviendas del Director y de algunos dependientes, cuestión que se resuelve en el proyecto de Barrón. Antes de su inauguración las autoridades ministeriales correspondientes deciden la incorporación al uso del edificio de la Escuela de Artes y Oficios y un Museo de Reproducciones Artísticas. Serán las primeras modificaciones que se resuelven por el propio Barrón y que se concretan en el primer modificado de Goizueta. Años más tarde llegaría la Escuela de Comercio que sería el penúltimo de los “vecinos” que dejaron libres de uso sus dependencias. El último lo sería la Biblioteca Pública.

El Instituto ha ido “colonizando” y absorbiendo los distintos espacios ocupados por los otros “vecinos” hasta quedarse, en los primeros años 80, con todo el edificio lo que ha supuesto ir haciendo multitud de modificaciones en las distribuciones iniciales requiriendo de algunos cambios estructurales cuando no se han ido perdiendo algunos elementos por daños irreversibles.

Haciendo un rápido recorrido por cada una de las dependencias, según detalle atribuido al Secretario Roque Cillero Plágaro y las memorias de los diferentes proyectos, se puede hacer comparación con el estado actual comprobando las grandes modificaciones y ausencias. A ello se han dedicado diferentes trabajos publicados en el apartado de los ESPACIOS bajo diferentes títulos: El lucernario de la escalera principal,  el  Observatorio Meteorológico, algunos detalles decorativos, el Reloj de la fachada principal, el Presbiterio de la Capilla.

             depen03  Si se remonta el estudio a lo que pueda quedar del antiguo convento de los Carmelitas Descalzos , en cuyas instalaciones se ubicó el Instituto desde 1843 hasta 1894, quedaría intentar localizar restos de alguna de las dependencias que hayan quedado bajo la actual construcción: los pozos situados en los antiguos patios, la bodega, las cimentaciones originales de 1600 sobre las que se reconstruye, en 1814, el nuevo convento tras la destrucción sufrida en 1808 a causa de las insidias de los afrancesados, no olvidando la remota posibilidad de recuperar alguno de los sesenta enterramientos que desde 1600 se citan en los libros de La Fundación y de Difuntos y quedaría, también la posibilidad de encontrar algún resto de los cimientos de la muralla de la ciudad levantada en torno al convento sobre cuyos fosos van a levantarse la parte sur y este del nuevo edificio que planifica Luis Barrón y cuyas obras dirigirá Maximino Goizueta. Esta parte se desgrana en el mismo apartado de los ESPACIOS como:  Restos del antiguo convento. 1637 -1843

Deja un comentario

Archivado bajo Cosas, Opinión, Sitios

Desde el antiguo Observatorio Meteorológico

2016_hasta-prontoEl Instituto ha dejado temporalmente su centenaria instalación (116 años desde el día 1 de septiembre de 1900) para dar paso a una profunda restauración.

En un recorrido por sus diferentes dependencias para hacer memoria gráfica de como han quedado, hay una imagen que solo aquellos que han tenido acceso al antiguo observatorio meteorológico han tenido ocasión de contemplar.

.. En 1908 se monta un nuevo Observatorio en el nuevo edificio que comienza a funcionar al año siguiente, adquiriendo enseguida carácter oficial, siendo nombrado Encargado del mismo Don Joaquín Elizalde. ..  (Página 249 de los Apuntes para la Historia)

No era la primera vez que el Instituto disponía de esta Dependencia. El primer Observatorio estuvo funcionando en el anterior edificio desde 1863 hasta 1894. Mayormente consta Ildefonso Zubía al cargo de esta instalación pero hay otros nombres como José Muñoz, Protasio Suso y Coll o Fernando Díaz Guzmán que constan como sucesivos encargados de la instalación.

La imagen de cabecera del Blog se ha tomado desde el espacio que durante casi sesenta años ocupó este Observatorio. La imagen de la banda derecha muestra la instalación de la Dependencia en la parte más alta del tejado.

La idea es ir publicando en este espacio las diferentes imágenes que se han tomado del resto de las Dependencias del Instituto.

¡Hasta pronto! es la despedida temporal, pero el nuevo Curso ya está a punto de comenzar y la idea es continuar con este espacio para ayudar a que no se queden en el olvido los hechos vividos entre estas paredes.

Deja un comentario

6 de septiembre de 2016 · 9:29 pm

4 años y medio, después.

 

7 Year Anniversary AchievementAsí reza el comentario interno que se  recibió, en su momento,  desde la sede central de WordPress :
Happy Anniversary with WordPress.com!
You registered on WordPress.com 4 years ago.
Thanks for flying with us. Keep up the good blogging.
Efectivamente, fue el 4 de abril de 2012 la fecha de inicio de este Blog cuyo cometido principal se indicaba en la primera entada: Comenzamos. Desde aquel momento  llevamos 118 entradas publicadas, 150 páginas entre los apartados de Personas, Hechos, Retazos y Labores y cerca de 13.900 visitas recibidas.
El bagaje es el que es: ni mucho, ni poco, sino aquel que el propio Blog ha ido generando con el paso del tiempo en base a unos contenidos mas o menos interesantes y con un número mayor o menor  de seguidores habituales u ocasionales.
Aunque no lo pueda parecer, son horas de dedicación a esta tarea. Horas que, últimamente, no  han sobrado y han tenido un poco paralizado el trabajo iniciado. Desde aquí, se publica  la intención de dar continuación a la labor iniciada.

Deja un comentario

Archivado bajo Administrador

Los accesos de mediodía

La fachada  sur ha sido la más más olvidada del propio Instituto. Aunque el edificio tuvo desde el principio cinco entradas, el Instituto sólo utilizó la principal de la fachada norte pues las dos entradas situadas en la parte oriental y occidental servían de acceso  a dos Escuelas Municipales y las dos de la fachada sur a la Escuela Normal de Maestros y a su Escuela de prácticas.

exter10

Hasta los primeros años 60 no tendrían lugar las obras por las que se ejecutaría la comunicación de la planta primera y la planta baja por las nuevas escaleras de acceso en las fachadas de la Glorieta y Muro del Carmen, una vez abandonaron las Escuelas municipales sus diferentes ubicaciones en la planta baja del edificio, sirviendo de acceso independiente para los alumnos y las alumnas del Instituto.

exter09La Escuela Normal y la Escuela Aneja cedieron el testigo a la Escuela de Comercio cuestión por la cual las dos entradas de la fachada sur siguieron siendo ajenas a la vida diaria del Centro.

Recuperado el espacio que abandonaba la Escuela de Comercio, las dos entradas de la fachada sur quedaron infrautilizadas al disponerse la entrada de alumnos y profesores por la puerta principal dado que el único puesto de control de acceso, por parte de los conserjes, estaba en este punto. En la actualidad las dos puertas ya no tienen acceso directo a la calle al estar ocupados los vestíbulos  por dependencias auxiliares del Instituto.

En el futuro inmediato, posterior a la remodelación, parece que esta fachada tomará más protagonismo al disponerse en este ala  tres pisos interiores, para aulas y otras dependencias,  conectados por escaleras interiores y ascensores, recuperando estas dos puertas como principal acceso del alumnado.

La imagen de cabecera del Blog es un apunte difuminado de la fachada sur diseñada por Luis Barrón en 1894.

Ver en ESPACIOS: La Escuela Normal de maestros

El Instituto en 1900: La planta baja

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Cabecera, Sitios

De la Casa Montaner y Simón de Barcelona

3307_sello-editorialSon 113 los ejemplares que atesora la Biblioteca del Instituto publicados por la Casa Montaner y Simón, de Barcelona.

Cabe destacar cualquiera de estas cuatro publicaciones:

Los cuatro tomos de “La Sagrada Biblia” (1871-1873)
Un ejemplar de “La Ilustración Artística” (1882)
Un ejemplar de “El Paraiso perdido” de Jhon Milton (1886)
Los 28 tomos de el “Diccionario enciclopédico hispano-americano de literatura, ciencias y artes” (1887-1910)
1 Tomo de “El mundo físico “ de  Amédée Guillemin (1885)

Pero hayy, también,  un ejemplar suelto de la colección de  8 tomos de “Historia Natural”, publicada en 1872 por la misma casa editora, con la autoría de Una Sociedad de naturalistas, bajo la dirección de Juan Vilanova y Piera  al que se  ha dedicado un espacio concreto en  el apartado de COSAS con el título de: Historia Natural. Tomo IV

Deja un comentario

Archivado bajo Publicaciones