El techo del Salón de Actos

Aros, baquetones, cornisas, florones, escocias, mensulas y otras distintas piezas ornamentales de escayola  recubrieron  paredes y techos del Instituto desde su inauguración en 1900.

No todo ha llegado hasta nosotros. Distintas trasformaciones de las diferentes dependencias, sucesivas incidencias estructurales  y otras circunstancias han ido dando al traste con todo ese rico patrimonio ornamental.

Solo nos queda el techo – sin la cúpula- del vestíbulo principal y algunas escocias  y mensulas repartidas por diferentes lugares del Instituto. (Ver en ESPACIOS)

La nueva cabecera del Blog nos sirve para recuperar una imágen de 1903 en la que se puede adivinar como era, en origen, el techo del Salón de Actos.  La imágen que acompaña la entrada, así lo ratifica. Tal como tenemos contado en los APUNTES, el Salón fué inaugurado con los viejos muebles del Salón de Actos del viejo edificio y tendría que esperar a 1907 para ver la luz el diseño de Joaquín Roncal con el nuevo mobiliario, el zócalo de madera  y la nueva barandilla que aún hoy se conservan.

Deja un comentario

Archivado bajo Cabecera, Sitios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s