La Gacela con cría

En 2004, por mediación de la Fundación Caja Rioja, se inician los trabajos de restauración de parte de la colección de Historia Natural que se llevará a cabo sobre un total de 130 ejemplares naturalizados del reino animal a cargo de  Jesús Juez Antonio, técnico especialista del Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Una pequeña presentación realizada por el mismo autor y que se conserva en la Biblioteca del Instituto deja algún pequeño detalle de este trabajo hasta concluir en la exposición que tuvo lugar en el “Centro Cultural La Merced” de Logroño y de la que ya se ha hablado en este mismo Blog al describir la misma cabecera que se  reutiliza en este momento.

restaura13

Entre otros ejemplares, fué restaurada la “Gacella Dorcas” que se conservaba en el Instituto desde su incorporación, en 1863,  habiendo sido adquirda con fondos propios del Instituto junto a otros 10 ejemplares en una doble partida a los disectores Ángel Severini, de Madrid y Tomás Ferrando, de Zaragoza, por un importe global de 2.916’50 reales incluidos los portes de los que se vino a encargar Patricio Hernández.

Quedaría ampliar el estudio, entre los fondos del Instituto, para averiguar, con más concreción, a quien debe atribuirse la realización de este ejemplar y su precio exacto.

Desde 1863 hasta 1943 consta en los diferentes inventarios del Instituto en el Gabinete de Historia Natural para pasar, con posterioridad, a formar parte del Museo de Ciencias Naturales.

gacela-P1226945

El “Antilope dorcas” ó “Gazella dorcas” (Gacela con cría) fué clasificado en 2002 por el grupo de trabajo de Ciencias Naturales como Orden: Artiodactilos y famlia: Bobidae. En el inventario de 1935, confeccionado por  el catedrático Joaquín Elizalde Eslava consta clasificado entre los rumiantes.

En el momento de la restauración que ahora se comenta, se observaron serias deficiencias en oreja, morro y patas de algunas de las  figuras que componen el ejemplar, tal como se observa en estas imágenes:

gacela-P1226947  gacela-P1226949 gacela-P1226950

No dejó de ser un placer observar de cerca el trabajo del especialsta recuperando parte de lo que estaba deteriorado y recuperando, con esmero, el color perdido con el polvo y el paso de los años para, finalmente, llegar a este increible resultado:

gacela-P1226961

gacela-P1226962 gacela-P1236963  gacela-P1236965

Un extraordinario trabajo que enriqueció las colecciones del Museo y que, ahora, espera el turno del cuidadoso traslado mientras se efectua la ansiada reforma del edificio para regresar a las nuevas y remozadas instalaciones con la intencón de mantenerse otros largos 150 años, al menos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s