Curso Académico 1899/1900

INSTITUTO DE SEGUNDA ENSEÑANZA DE LOGROÑO

 DISCURSO DE INAUGURACIÓN DEL CURSO

 “Con los anales de un curso fenecido en la mano, tengo el honor de presentarme por quinta vez en esta misma sala, donde, gracias a la benevolencia de la Excelentísima Diputación Provincial, venimos celebrando desde hace cinco años la inauguración del curso. En los primeros meses del que ayer acabó concebimos la esperanza de haber inaugurado el de 1899 a 1900 en el edificio de nueva planta erigido en esta ciudad con destino a Instituto y Escuela Normal de Maestros. Porque las obras primeramente proyectadas estaban casi concluidas; las adicionales, en sentir de los peritos, no exigían mucha labor ni mucho tiempo; y todo esto, unido a nuestros vivos deseos de salir pronto de las estrecheces de aquellas aulas en que provisionalmente se dan las clases del Instituto, era motivo para que confiásemos en que la presente solemnidad se hubiera celebrado el 20 del mes último la subasta para la construcción de aquel material, el termino de nuestras ansiedades está cercano, puesto que sin duda alguna, a no mediar imprevistos acontecimientos, en el curso siguiente al que hoy va a comenzar, y quizás antes, ha de hallarse el Instituto establecido en su propio domicilio, donde con holgura podrá satisfacer las necesidades de la enseñanza. En la casa que provisionalmente ocupa, se hicieron en el último curso cuantos reparos exigió el deterioro consiguiente al uso, así como algunas obras, todas de poca monta, que reclamaba la necesidad. Se abrieron ventiladores en algunas clases, se colocaron cristales en otras, quedó reparada la percha de que penden los mapas en la cátedra de Geografía, y fueron renovados los tubos de desagüe del laboratorio de Química. Además a consecuencia de haber ocurrido un caso de difteria en una de las viviendas del mismo edificio, todas las dependencias del Instituto fueron desinfectadas y encaladas algunas en los días en que, para evitar contagio, estuvieron las lecciones suspendidas … … Quedaría incompleta la Historia del Instituto de Logroño en el último curso, si al lado de los hechos referidos, de carácter académico o administrativo, no hubiese lugar para otro puramente moral: la gratitud del Instituto a la Excelentísima Diputación Provincial de Logroño. Como antes he dicho, es casi seguro que este año será el último en que celebremos la apertura de un curso en este salón, y a fuer de huéspedes agradecidos, queremos que en el mismo lugar del beneficio resuene la voz de agradecimiento. Al dejar hoy el Claustro del Instituto esta casa, sale de ella dando a la Diputación las gracias mas expresivas. Las da también a las dignísimas Autoridades que nos honran con su presencia; a las Señorías, que realzan la importancia de este acto con su propio valer y con la representación de uno de los elementos mas valiosos en la vida de las humanas sociedades; y al público en general, por el interés que, con asistir a la apertura del nuevo curso, muestra por las cosas de la enseñanza. A vosotros, carísimos alumnos, que os disponéis a emprender un nuevo viaje por los caminos del saber, os saludo cariñosamente, y me atrevo a daros un consejo: que trabajéis. Un pueblo muy práctico, que llegó a ser muy grande, el pueblo romano, legó a los siglos esta sentencia: labor omnia vincit, no hay obstáculo que resista al trabajo. Los siglos han hallado que esa lección era verdadera y buena, y los pueblos que la han puesto en práctica, han sido ricos y poderosos. Observad vosotros los efectos del trabajo individual, y veréis las maravillas. Seguramente que duran todavía en vuestro animo las huellas de las impresiones en él causadas por los espectáculos con que en las ferias últimas entretuvisteis el tiempo. Con ojos atónitos mirabais que un gimnasta ejecutaba en la barra los más inverosímiles ejercicios y que otro se retorcía entre los palos de una silla como alimaña sin huesos. Hechos tan maravillosos no eran sino el efecto de un trabajo ordenado a tales fines. Semejantes a los resultados que el ejercicio produce en el cuerpo, son los que causa en el espíritu. Hay en éste fuerzas latentes que con el trabajo, y solamente con el trabajo, se muestran, produciendo efectos sorprendentes. Y de esta ley del trabajo, ni el mismo genio puede librarse, si ha de brillar. Trabajad, pues, vosotros para que un día veáis satisfechas vuestras aspiraciones; imitad la conducta de esos compañeros vuestros que de manos de la primera Autoridad de la provincia van a recibir el premio debido a la laboriosidad; tened presente que todo trabajo tiene su recompensa, y no desmayéis ante los primeros obstáculos. Labor omnia vincit. HE DICHO”

 (Discurso leído en el Salón de Actos de la Diputación Provincial por Don ROQUE CILLERO PLÁGARO, catedrático numerario de la Sección de Letras y Secretario del Instituto).

 

El Instituto estaba instalado, desde Mayo de 1895, en varias plantas del edificio numero 13 de la Calle Barriocepo, propiedad del Marques de Legarda.

NUMERO DE ALUMNOS:

ENSEÑANZA OFICIAL: 157
ENSEÑANZA PRIVADA: 95
TOTAL: 252

 FALLECIMIENTO DEL DIRECTOR:

 “El día 27 de diciembre de 1999 fallece el Sr. Director y Catedrático del Retórica y Poética Don MARIANO LOSCERTALES Y RUTA, catedrático numerario de este Instituto, por oposición desde el mes de marzo de 1865, Jefe de la Biblioteca del Instituto y Provincial desde el año de 1874, Vicedirector del Instituto desde 1886 y Director desde 1891. Si a la enumeración de estos cargos añado que los desempeño con celo y acierto singulares, habré dado alguna idea de aquel nuestro querido Director. Y de que los desempeñó con acierto y celo son buenas pruebas el aprecio en que le tenían todos sus superiores, la confianza que a todos infundía y las alabanzas que, algunas veces por escrito y muchas verbalmente, hicieron de sus dotes. Y no es de admirar que mereciesen elogios los actos de un hombre que, teniendo siempre el deber como norma de su conducta, le cumplió en todas las ocasiones con aquel tesón propio de la tierra aragonesa en que había nacido y mas propio aún de los varones de conciencia recta. El estudio y la cátedra fueron las constantes y mas agradables ocupaciones de Don Mariano Loscertales. Estudió en la juventud para aprender, estudió luego para enseñar, y siguió estudiando en los días de la ancianidad por costumbre y por deleite, pues habiendo consagrado sus desvelos a las literaturas griega, latina y española, en ellas encontró encantadoras creaciones del genio, cuya contemplación, según el mismo decía, inundaba su alma de gozo. De asistir a su cátedra, ni aun estando enfermo, quiso dispensarse nunca. Estaba enfermo el día 21 de Diciembre, y acudió a su clase, siendo esto quizá causa de que arreciase la enfermedad que seis días después le llevó al sepulcro. Sus compañeros y subordinados lloramos su muerte, y confiamos en que el Señor habrá premiado los merecimientos del hombre que fue esclavo de sus deberes.”

 (Glosa del finado leída por Don Roque Cillero Plagaro en el discurso de inauguración del curso 1900/1901 en el Salón de Actos del nuevo Instituto.)

El fallecimiento de Don Mariano produce dos vacantes: una la del cargo de Director del Instituto, y otra la del catedrático de Retórica. Para ocupar la primera fue nombrado Don ANTONIO JIMENO CARIDAD, catedrático de Psicología, Lógica y Ética, que obtuvo el nombramiento el 2 de Enero de 1900 y tomó posesión el día 9 del mismo mes. De la cátedra, se hizo cargo, hasta que la vacante se cubrió por oposición, el auxiliar numerario de la Sección: Don FELISINDO SABORIDO ENRÍQUEZ.

PRESUPUESTO ECONÓMICO:
Para Personal: 45.061’80 Pesetas
Para Material: 2.600’00 ídem
Para Oficina: 800’00 ídem
TOTAL: 48.461’80 ídem

CUADRO DIRECTIVO:
DIRECTOR: Mariano Loscertales Ruata/ Antonio Jimeno Caridad
SUBDIRECTOR : Antonio Torres Tirado
SECRETARIO: Roque Cillero Plágaro

CUADRO DE PROFESORES:

Latín y Castellano: Roque Cillero y Plágaro
Geografía e Historia: Antonio Torres Tirado
Religión: Pablo Cubillas López de Castro
Matemáticas, Geometría y Trigonometría: Eusebio Sánchez Ramos
Francés: Eulogio Gómez Pérez
Retórica y Poética: Mariano Loscertales Ruata
Física y Química: Fernando Díaz Guzmán
Psicología, Lógica y Ética: Antonio Jimeno Caridad
Historia Natural: Joaquín Elizalde Eslava
Agricultura: Aniceto Llorente Arregui
Gimnasia: Joaquín Mayoral Parracia

EMPLEADOS Y DEPENDIENTES:

 Oficial: Rafael Abeytua Sacristán
Bedel y Escribiente: Lázaro Ruiz de Zuñiga
Conserge: Matias Palacios Expósito
Portero: Pedro Valle Iñiguez
Mozo de Aseo: Aurelio Rubio Vidal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s