Don José Muñoz del Castillo

munoz-castillo-joseNace en Granada, en 1850. En 1869 obtiene, por oposición, la cátedra  de Elementos de Física y Química del Instituto Provincial de 2ª Enseñanza de Logroño de la que toma posesión a partir del 26 de Mayode 1870 (Nº 437)permaneciendo en este puesto hasta el 26 de Marzo de 1881 fecha en la que cesa por ascenso a la cátedra de Ampliación de Física  en la Universidad  de Zaragoza tras haberse conseguido la ampliación correspondiente  de esta con el apoyo de los señores Solano, Segovia y del Senador Calleja.

 Es doctor en Ciencias Físico-Químicas y Farmacéutico

 Encontrándose al mando del Observatorio Meteorológico, formado en el Instituto desde 1863, participa en la reinstalación del mismo, en 1879, con la creación de  un servicio provincial meteorológico, formado por 11 observatorios repartidos por toda la provincia riojana.

 Como director de la revista “Las Vides Americanas”  establece el primer vivero  de cepas procedentes de América y de sus conferencias sobre la filoxera, pronunciadas en 1878, la Diputación Provincial de Logroño editaría unos ejemplares  para la divulgación de los métodos de lucha contra esta plaga entre los ayuntamientos y viticultores de la provincia.

 

En la memoria del curso 1880/1881, leida por el Secrertario del Instituto Don Joaquín López Correa, en el apartado de “Variaciones del personal” dice:

“… solicitada la permuta de sus respectivos cargos por los señores Muñoz del Castillo, catedrático numerario de Física y Química de este  Instituto, y D. Protasio Suso y Coll que lo era de ma misma asignatura en el de Baeza, les fue autorizada por Real orden del 12 de Enero del presente año; y habiendo entre tanto obtenido por concurso el Sr. Muñoz del Castillo la cátedra de Ampliación de Física de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, tomó el Sr. Suso y Coll posesión de su destino … Dáse este Clasutro el  parabien  por la venida del nuevo propietario …. al mismo tiempo  siente profúndamente verse contrariado con la ausencia de su antiguo y muy querido compañero, Sr. Muñoz, quien durante los once años que ha pertenecido á este Claustro ha dado inequívocas pruebas de sus felices disposiciones para la enseñanza y de sus envidiables aptitudes para adelantar en la carrera del profesorado. Gratos y honrosos recuerdos ha dejado el Sr. Muñoz  para este establecimiento, entre otros el haber sido designado por la Excma. Diputación de Logroño para asistir en su nombre a la Exposición Universal de parís de 1878, y el que el Ministerio de Fomento, al escoger de entre el profesorado oficial cinco individuos que, en representación de aquel centro gubernativo, asistiesen y tomasen parte en las discusiones del Congreo filoxérico celebrado en Zaragoza en Octubre de 1880, se fijáse en el señor Muñoz como persona competente, y así fué reconocido en las sesiones de aquella reunión de sabios.”

 Como Farmacéutico titulado, participa como docente en los cursos  preparatorios de Medicina y Farmacia celebrados en Zaragoza en 1881 y siguiendo la iniciativa  impulsada desde el Instituto de Logroño promueve la  creación del Observatorio Meteorológico de la Universidad.  Mas tarde, en 1886 promovería, también,  la creación de la Academia de Ciencias de Zaragoza que no vería su fruto hasta el año1914.

En 1887 se traslada a Madrid a la  Cátedra de Mecánica Química en la Facultad de Ciencias de la Universidad Central  donde quedaría hasta el momento de su jubilación.

Entre sus actuaciones en la Universidad Central  cabe destacar la iniciativa de la fundación y dirección del Laboratorio de Radiactividad, en 1904, convertido en Instituto en 1911 y que funcionó como tal hasta 1929. Puede decirse que es la primera Institución dedicada al estudio de esta materia , en España. Destacaría, en los primeros años,  el estudio de los efectos de bajos niveles de radiación en seres vivos  que partía del interés del Señor Muñoz en la radiactividad en las aguas minerales. Ya como Instituto el principal estudio se centraría en la investigación de los efectos radiactivos  en el crecimiento de las plantas para la mejora de la agricultura y a la divulgación de los trabajos a través del Boletín de la institución que también dirigía el insigne catedrático.

En la  Biblioteca del Instituto Práxedes Mateo Sagasta de Logroño se conservan algunos de los ejemplares de sus publicaciones: Vademécum-filoxérico (1880), Tratado elemental de física (1882 y 1890), La porcelana del amianto en los hospitales (1895), Ejercicios prácticos de Física (1901) y el Boletín del Laboratorio de Radiactividad (1911). En la Biblioteca Nacional constan 46 registros diferentes referidos a estas mismas obras a algunas de las conferencias sobre la filoxera y otras diferentes obras publicadas; algunas de ellas están escritas en francés y otras están digitalizadas.

(Documentación recogida de: “La Gran Enciclopedia Aragonesa”, Expediente como profesor del Instituto de Logroño, Tesis sobre Radioactividad en España  de Néstor Herrán, Memoria del Curso 1880 a 1881 del Instituto y  “Apuntes para la Historia del Viejo Instituto de Logroño”)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s